Capaz de recibir modificación o impresión. Se aplica a la persona que se enfada o se siente ofendida frecuentemente y por cosas poco importantes: picajoso, quisquilloso. En fitopatología, apto a ser invadido por algún organismo patógeno (J. del C.).