Del neol. lat. suspensor, m. Bot.

Un soporte atlético. En botánica, en los rudimentos seminales, breve filamento de células superpuestas originando en el ápice correspondiente al micrópilo de la ovocélula fecundada; el suspensor empuja al embrión hacia el endosperma o, en las gimnospermas, hacia el tejido nutricio protalar (F. Q.). En micetología, dícese de la hifa que sostiene la zigóspora, el gametangio o el gámeta (E. G.).