Med.

La contracción rápida de la aurícula debida a una anomalía en el automatismo, actividad disparada o reentrada intraauricular. La frecuencia no suele sobrepasar los 200 latidos/minuto, pero en caso de intoxicación digitálica la frecuencia aumenta gradualmente a 130-250 latidos/minuto. La taquicardia auricular puede ser paroxística (más infrecuente) y no paroxística (más frecuente). Las maniobras vagales no influyen sobre la taquicardia auricular, aunque producen bloqueo auriculoventricular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.