Med.

El ritmo cardíaco con una frecuencia mayor de 100 latidos/minuto que se origina en un foco localizado en un ventrículo, pero de causa desconocida.