Med.

Es una técnica para medir el flujo de sangre y valorar la recirculación en el paciente en hemodiálisis. Se unen los sensores de ultrasonidos a los catéteres venosos y arteriales en sus posiciones normales y se comprueba el flujo de sangre. A continuación se invierten, se apaga la ultrafiltración y se introduce una embolada de salino dentro del catéter venoso a una velocidad de la sangre bombeada conocida para diluir la sangre. La velocidad de la dilución cuando atraviesa el aparato de acceso se mide con ecografía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.