La producción de una imagen del corazón que se emplea para estudiar la función cardiaca y diagnosticar trastornos. Son métodos no cruentos de exploración por la imagen la resonancia magnética y la ecocardiografía. Es un método más invasivo la cardiología nuclear, en la que se inyecta un radioisótopo para marcar los eritrocitos y se genera una imagen del corazón mediante una gammacámara. Una técnica tradicional cruenta consistía en la inyección de un contraste directamente en el corazón mediante cateterismo cardíaco.