Es un método para marcar moléculas de anticuerpo con ferritina, un material denso a los electrones; la ferritina hace visibles los lugares de fijación de anticuerpos en microscopia electrónica.