Es una técnica quirúrgica para la corrección de la luxación crónica del codo mediante el uso de un manguito capsular que se pliega o superpone a los tejidos blandos, suturándolo para reforzar la estructura.