Del inglés, f. Med.

Es un antibiótico que pertenece al grupo de los glucopéptidos. Se usa para el tratamiento de infecciones graves, particularmente en aquellos pacientes que son alérgicos a las penicilinas y sus derivados. No se absorbe en el tracto gastrointestinal por lo que debe administrarse por inyección.