El término se usa para describir el tejido de la mama compuesto en su mayoría por tejido fibroso y tejido glandular, y que también tiene algo de tejido graso. En una mamografía, las áreas densas de la mama hacen que sea más difícil encontrar tumores u otros cambios. El tejido de mama heterogéneamente denso es una de las cuatro categorías que se usan para describir el grado de densidad del tejido de la mama que se observa en una mamografía. Casi 40 % de las mujeres tienen este tipo de tejido en la mama.