Del lat. temperamentum, m. Biol. Med. y Psicol. Mús.

El carácter o manera de ser de una persona: se aplica al carácter fuerte, enérgico, firme y vivo de una persona. En biología, la constitución particular de cada individuo, que resulta del predominio fisiológico de un sistema orgánico. En medicina y psicología, el aspecto emocional de la personalidad, como la jovialidad, la melancolía, la tensión y la excitabilidad. Antiguamente, proporción relativa de los diferentes humores del cuerpo humano. La actual concepción del temperamento, sin prescindir de las influencias biológicas, da más importancia a las cualidades psíquicas estables. En música, la ligera modificación que se hace en los sonidos rigurosamente exactos de ciertos instrumentos al templarlos, para que se puedan acomodar a la práctica del arte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.