Med.

La temperatura corporal registrada en el recto mediante un termómetro clínico; dicha temperatura supera por término medio en 0,3-0,4 oC (de 0,5 a 0,75 oF) la temperatura oral.