Se aplica a la degeneración sintomática de un tendón debido a la edad, microtraumatismos acumulados o ambas cosas. Se subclasifica dentro de categorías como insuficiencias microscópicas, necrosis central y rotura parcial.