Abr. Med.

Abreviatura de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea. Consiste en estimular fibras nerviosas de la piel mediante la aplicación de una corriente eléctrica muy suave con el fin de disminuir el dolor. La percepción del dolor sólo es posible cuando se activan unas células concretas de la médula y su activación se transmite hasta el cerebro. El TENS pretende impedir la activación de esas células nerviosas. Para ello aplica una corriente eléctrica demasiado suave como para excitar los nervios del dolor, pero suficientemente intensa para estimular otras terminaciones nerviosas de la piel. Su estimulación activa unas células de la médula que liberan una sustancia que se fija a los nervios del dolor e impide que activen las células que perciben el dolor en la médula. Si la corriente eléctrica es demasiado intensa excita también los nervios del dolor, lo que limita la intensidad del estímulo que el TENS puede aplicar. Su eficacia no ha sido del todo comprobada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.