Med.

La presión que ejerce la sangre sobre la pared de las venas.