Del lat. theologĭa, der. del gr. θεολογία, de θεολόγος. Filos.

Doctrina sobre la esencia, existencia y atributo de Dios. El término aparece en Platón, pero el concepto se da ya en el presocrático. Platón lo aplica al mito y leyenda de los dioses, desmitologizado, interpretada a la luz crítica de la filosofía y enfocadas en su valor de educación política. La teología es el paso del mito al logo, cuyo papel es descubrir la verdad escondida en los mitos. Aristóteles, por un lado, llama «teólogo» a los creadores del mito (Hesíodo, Homero) y, por otro, «teología» al estudio filosófico-metafísico del ente en su ser (la filosofía primera, la más elevada de toda ciencia). La aceptación del término por el cristianismo tuvo lugar en los ss. IV y V con el significado de conocimiento y saber cristiano acerca de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.