Med.

Es un tipo de tratamiento en el que se expone el tejido corporal a temperaturas altas para dañar o destruir células cancerosas, o para hacer que estas sean más sensibles a los efectos de la radiación y de ciertos medicamentos contra el cáncer: también se llama tratamiento de hipertermia.