Med.

Es un tratamiento de la infección por el virus de Epstein-Barr o del crecimiento excesivo de glóbulos blancos (linfocitos) después de un trasplante de órgano o de médula ósea. Para invertir el avance de estas afecciones, se infunden en el pacientes linfocitos específicos de un hermano que los dona.