Med.

Es un tratamiento administrado para impedir que el cáncer vuelva después de haber desaparecido tras el tratamiento inicial. Puede incluir tratamiento con medicamentos, vacunas o anticuerpos para destruir las células cancerosas y se puede administrar por un largo tiempo.