Med.

Se dice del tratamiento que se administra después de que el cáncer no ha respondido a otros tratamientos.