Med.

El tipo de radioterapia en el que se aplica una o más fuentes radiactivas, generalmente con ayuda de un aplicador o portador, en el interior de una cavidad corporal, con el fin de irradiar sus paredes o los tejidos adyacentes.