Med.

Se aplica a la expulsión de la placenta, de las membranas y de una pequeña cantidad de líquido amniótico y sangre, que tiene lugar entre 5 y 30 minutos después de la expulsión del feto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.