Med.

El método de medición de la temperatura cutánea mediante la cantidad de radiación infrarroja emitida en la superficie cutánea. Puede emplearse clínicamente para localizar áreas inflamadas que son más calientes que el tejido circundante. También se emplea en la investigación de la ciencia del deporte, por ejemplo, para estudiar la disipación del calor del cuerpo durante el ejercicio.
Es un procedimiento que se usa en medicina en el que una cámara infrarroja (que capta el calor) mide las diferencias de temperatura en la superficie del cuerpo. La cámara crea imágenes que muestran las áreas posibles de crecimiento de células anormales porque el tejido anormal despide más calor que el tejido normal.