Es un tipo de prueba diagnóstica, psicológica o de personalidad que utiliza estímulos no estructurados o ambiguos, pinturas abstractas o frases incompletas, para obtener respuestas que reflejen una proyección de diversos aspectos de la personalidad del individuo.