Formado como diploide, a partir de tetra-, adj. Biol.

Se aplica a los organismos con cuatro serie de cromosomas, es decir, con cuatro equipos cromosómicos haploides (4 n). Se derivan de un organismo diploide por su duplicación cromosómica, al inhibirse la división celular una vez divididos los cromosomas, o por la fusión de dos gámetas diploides originados de manera semejante en las divisiones madurativas. Actualmente, la obtención de tetraplides se logra mediante el tratamiento de las semillas o de las yemas por soluciones de colquicina o de acenafteno, o por choques de calor y frío, que inhiben la división celular. En la evolución de algunas especies han intervenido los tetraploides (Nemec, 1910): ver poliploide (J. H. y S.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.