Med.

Dícese de la curvatura hacia fuera de la tibia de su extremo proximal a distal; la afección suele combinarse con fémur varo y dan un aspecto zambo a la pierna. La tibia en valgo provoca un esfuerzo adicional de tracción que soporta el lado medial de la rodilla y el lado lateral del tobillo. No obstante, esto se puede compensar al menos en parte con el fortalecimiento de los músculos del cuádriceps que estabilizan la rodilla, y con el fortalecimiento de los músculos que sostienen el lado lateral del pie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.