Hacer que un cuerpo tome una temperatura moderada. En desuso.