El tiempo invertido por un músculo en alcanzar la tensión completa desde un estado de relajación total.