Med. y Dep.

La exostosis por impacto de la articulación tibioastragalina que suelen sufrir futbolistas y otros deportistas que estiran repetidamente y en exceso los ligamentos y la cápsula articular del tobillo. El sobreestiramiento hace que los bordes de los huesos que componen el tobillo choquen entre sí. Esto sucede especialmente en la cara anterior de la tibia que golpea la porción superior del astrágalo haciendo que aparezcan proyecciones de hueso, las cuales, si son grandes, se rompen. Los síntomas del tobillo de futbolista son dolor en la cara anterior del tobillo y pérdida de flexibilidad. Las radiografías revelan la presencia de pequeños fragmentos de hueso (osteófitos) y, a diferencia de la artrosis, el espacio articular se conserva bien. A veces se requiere cirugía para extraer los osteófitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.