Se aplica a la recogida de una muestra, como una muestra de orina o heces durante un período determinado de tiempo.