El estado de vasoconstricción parcial de los vasos sanguíneos mantenido por los impulsos del sistema nervioso simpático.