Der. y Polít.

Se aplica a una medida gubernativa que, en circunstancias excepcionales, prohíbe el tránsito o permanencia en las calles de una ciudad durante determinadas horas, por lo general nocturnas.