Med.

El término se aplica a los efectos secundarios causados por sustancias tóxicas o por algo nocivo para el cuerpo que no desaparecen.