Med.

La inmunidad adquirida por un hospedador no inmune por medio de una inyección de anticuerpo o de linfocitos de un donante inmune o sensibilizado.