Med. Psicol.

El trastorno afectivo mayor caracterizado por episodios de manía y depresión. En un momento determinado puede predominar una u otra fase, una fase puede alternar con la otra o pueden estar presentes simultáneamente elementos de ambas. Las características de la fase maniática son manifestaciones emocionales excesivas, excitación, euforia, hiperactividad, exaltación, disminución de la capacidad de concentración, disminución de la necesidad de sueño y energía aparentemente ilimitada. En la fase depresiva, la apatía marcada y la hipoactividad se acompañan de sentimientos de profunda tristeza, soledad, culpa y baja autoestima. En psicología, conocido también como enfermedad maníaco depresiva, es una alteración del ánimo que cuenta con fases de depresión repetitivas que se alternan con fases maníacas o de euforia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.