Med.

Es una forma de retraso mental que se desarrolla en algunos niños después de haber progresado de forma normal durante sus 3-4 primeros años de vida.