Med.

Es un trastorno psiquiátrico, según el DSM-IV, que se caracteriza por un patrón persistente y generalizado de pensamientos y comportamientos depresivos, como infelicidad crónica, baja autoestima, pesimismo, actitudes críticas y despectivas hacia uno mismo y hacia los demás, sentimientos de culpa o remordimientos e incapacidad para relajarse o sentir placer.