Med.

La enfermedad la cual se caracteriza por una conducta dramática, reactiva e intensamente exagerada, que es típicamente egocéntrica y que produce alteraciones marcadas en las relaciones interpersonales.