Med.

Se aplica a cualquier trastorno el cual se caracteriza por actitudes, deseos o actividades sexuales anormales, debido a causas psicológicas más que a causas orgánicas.