Med.

La incapacidad para dirigir los ojos hacia el lado contralateral a una lesión en el lóbulo frontal. Si las lesiones del lóbulo frontal son bilaterales, el paciente puede mantener la fijación y seguir blancos visuales, pero no puede desviar la mirada en ninguna dirección en ausencia de un blanco.