La terapia de al diabetes mellitus por medio de una dieta controlada en hidratos de carbono y baja en grasas, inyecciones de insulina, ejercicio, monitorización de la glucemia y agentes orales, tales como los secretagogos de insulina, los inhibidores de la alfa-glucosidasa, las meglitinidas, las biguanidas y sensibilizadores de la insulina (en el paciente con diabetes mellitus tipo 2).