El término se aplica al tratamiento pensado para potenciar la integración de fenómenos reflejos y el surgimiento de comportamientos motores voluntarios relacionados con la adopción de posturas y la locomoción.