Agr.

Se aplica al trébol que, de manera excepcional, en vez de tener tres hojas tiene cuatro: según la tradición popular es portador de buena suerte.