Med.

Término aplicado en la teoría de Beck de la depresión, los tres patrones cognitivos principales que obligan al individuo a contemplarse a sí mismo, al entorno y al futuro de forma negativa.