Teol.

Se aplica al juicio que Dios hace a las personas después de la muerte, según la religión católica.