Del lat. trochlĕa, f. Anat.

La rueda acanalada en su circunferencia y móvil alrededor de un eje: polea. En anatomía, la estructura que tiene forma de polea o ejerce como tal. Son ejemplos las trócleas de los extremos distales del húmero y el fémur, que son depresiones lisas situadas entre los cóndilos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.