Med.

La coagulación intravascular de una vena o de otro vaso sanguíneo después de una lesión o una irritación. Puede producirse como un efecto adverso de una inyección intravenosa que daña la pared de la vena.