Del lat. truncus, m. Anat. Antrop. Ling. Geom. Bot.

Trunco, truncado, tronchado. En anatomía y zoología, dícese del cuerpo (humano o de cualquier animal), excluyendo la cabeza, el cuello y las extremidades. Dícese del conducto principal del que salen o al que llegan otros secundarios o menos importantes: tronco arterial. En antropología, dícese del ascendiente común de dos o más ramas o líneas. En lingüística, dícese del conjunto de familias o superfamilias de lenguas que tienen como ascendente una lengua común. En geometría, dícese del cuerpo truncado, especialmente, parte de una pirámide o de un cono, comprendida entre la base y una sección transversal. En botánica, dícese del tallo fuerte y macizo de los árboles y arbustos. Se expresa P. Blanco así; «el tallo pertenece a las yerbas y el tronco a los leños». En sentido figurado, ascendiente común de dos o más ramas, líneas o familias. En botánica, y en este sentido figurado, conjunto de estirpes, generalmente grandes, que, desde el punto de vista filogenético, pueden considerarse «entrocadas» por comunidad de origen. Equivale, por consiguiente, a los conceptos de cepa, linaje y aun tronco mismo del lenguaje corriente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.