El tubo utilizado para la descompresión gástrica e intestinal. Es un tubo de luz única, relleno de mercurio, que se pasa a través de la nariz y llega al tracto digestivo por gravedad. La localización del tubo se sigue por fluoroscopia (Franklin Harris, cirujano norteamericano, n. 1895).