Med.

Se aplica a la neoplasia del encéfalo o de la médula espinal que de forma característica no se extiende más allá del eje cerebroespinal, aunque puede ser localmente muy invasora y producir una extensa afección de las funciones corporales. Los tumores intracraneales son cuatro veces más frecuentes que los originados en la médula espinal. El 20-40% de los tumores cerebrales son lesiones metastásicas de neoplasias primarias de otras localizaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.